• Alejandro Amigo (Psicólogo)

FOMENTAR LA LECTURA EN LOS NIÑOS


Hace algunos años la introducción a la lectura se dejaba en manos de los maestros en las escuelas, sin embargo en la actualidad, muchos padres son conscientes de la importancia de su papel en la adquisición de este hábito por parte de los niños desde una edad temprana. Es importante estimular desde bien pequeños a los pequeños en el hábito de la lectura ya que ésta será una herramienta muy importante para su desarrollo. No hace falta esperar a que los niños sepan leer o escribir, ya que hoy en día hay muchas formas de introducirlos en la lectura de una manera divertida y fácil.

Durante los primeros años de vida, el niño adquiere grandes cantidades de información que le ayudan a desarrollarse y adaptarse a su entorno. Es en estos primeros momentos cuando el pequeño o la pequeña está más ávido de recibir información para incorporar a su futura madurez congnitiva concimientos como aprender a andar, correr, hablar…

La lectura despertará en él su curiosidad, ampliará sus conocimientos y estimulará su imaginación. Aprenderá a identificar situaciones cercanas y familiares, comprenderá sentimientos propios de su crecimiento y de los demás. En definitiva, cuanto más lea mejor desempeñará en el futuro otras actividades como la escritura o el estudio, o las habilidades sociales.

Pero, ¿Cómo fomentar el hábito en los niños desde la más temprana infancia?, estos son algunos consejos:

  • Fomentar el contacto con el libro desde el primero momento: que lo vean como algo natural, lúdico y no como una obligación; no hace falta esperar a conozca las letras y las palabras, ya que se trata de que tome contacto con los libros.

  • Crear un ambiente propicio para la lectura, como puede ser la hora de irse a dormir, tras la siesta e incluso ahora… durante el baño.

  • Disponer de un rincón donde localicen y guarden sus libros. Es importante ir creando una biblioteca personal de los niños donde ellos puedan guardar y colocar sus libros favoritos

  • Leérle al menos 15 minutos todos los días.

  • Estimula sus sentidos, a los niños les encanta descubrir cosas nuevas, tocar, sentir, oler… y todo eso lo puede proporcionar un libro. Existen libros de texturas especiales, colores refractarios que se ven en la oscuridad, desplegables, etc… que juegan con la estimulación cognitiva del pequeño y su psicomotricidad fina.

  • Léele en voz alta y enfatizando, como hacían nuestros padres y abuelos: contar un cuento es algo motivador para el niño. No está pasado de moda el imitar voces, el emplear expresiones, etc…

  • Anímale a participar de la lectura, comentar el cuento, preguntarle que les ha parecido o como podría haber acabado

  • Regálale libros, que vean que un libro es un premio, igual que con cualquier otro juguete.

  • Predica con el ejemplo, a los niños les encanta imitar lo que ven.

  • Proponer algunos juegos a partir de la lectura, como dibujar, recortar imágenes, disfracarse…

  • En cada época a los niños les interesa unas determinadas cosas por ello hay que buscar libros aptos según la edad:

Hasta los 6 meses: libros blandos o de tela que pueda manejar sin riesgo, con grandes ilustraciones, colores vistosos y que puedes ir practicando con él las primeras palabras.

De 6 a 12 meses: en esta etapa puedes introducir los libros-juguete, fáciles de manejar y con imágenes realistas, con los que puedas repetir onomatopeyas o canciones.

De 1 a 2 años: empiezan a tomar importancia los textos, las imágenes deben de serle familiares y las acciones con las que se pueda identificar el niño.

De 2 a 3 años: los niños comienzan a disfrutar con las historias secuenciadas. Léeselas más de una vez y detente en los detalles de cada ilustración para dialogar con tu pequeño y motivarlo a que se exprese.

De 3 a 6 años: deben leer libros más extensos, con ilustraciones y con capítulos para leer en varios encuentros, elegir libros con patrones de rimas repetitivas que estimulen la participación de los niños, ofrecerles libros con temática variada, con nuevas palabras y diferentes lenguajes.

Otro gran recurso incentivador para la lectura son las TICs. Las nuevas tecnologías también han ayudado mucho a la animación lectora ya que los niños de ahora son nativos digitales y aprenden mucho más rápido a utilizarlas y son un buen ejemplo de aprender jugando.


16 vistas

Psicólogo Madrid Barrio Salamanca Ventas

Psicólogo Oviedo

Psicólogo Pareja  Oviedo

Psicólogo Bloqueo   Madrid

Psicólogo Ruptura   Oviedo

Psicólogo Ruptura Madrid

  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Twitter
  • YouTube

​© 2019 por ALEA Educación

 

Psicólogo Deportivo Madrid Barrio Salamanca Ventas

Psicólogo Deportivo Oviedo Asturias

Psicólogo Pareja Madrid Barrio Salamanca Ventas
Psicólogo Pareja Oviedo