• Alejandro Amigo

ENTRENAR SIN OBJETIVO

La rutina se repite cada día. Madrugón, entrenamiento, descanso y vuelta a empezar. Un ritmo regular, roto solo por la falta de objetivos a corto plazo. Porque una vez que la pandemia ha aflojado y se permite ya entrenar a los deportistas, estos echan de menos la adrenalina de la competición. Una meta que justifique su sacrificio diario. Como Psicólogo Deportivo trabajo para dotar a "mis" atletas de ese horizonte competitivo que, además de darles visibilidad, contribuye de manera decisiva a su mejora individual.


Son muchos los deportes que se preparan para su vuelta, buscando retomar la antigua normalidad, aunque instalados aún en los saltos de fase. De la lista de eventos cancelados, los responsables de cada disciplina tratan estos días de rescatar alguno de ellos. Nacionales, autonómicos, pruebas locales… todo vale con tal de mover de nuevo los engranajes. Se requieren soluciones imaginativas por parte de organizadores y técnicos ante la incertidumbre que presenta el futuro más próximo. Para todos está siendo un ejercicio de reinvención, pues nada será igual que antes y, a la vez, todo tiene que continuar de una manera, al menos, similar.


Pero esa incertidumbre trastoca sobre todo a los deportistas, cuyos entrenamientos se suceden sin poder adaptar los tiempos. Se entrena con el "freno de mano", porque no sabemos cuándo vamos a volver. No hay fechas y no podemos "apretar" aún hasta que esté definido el calendario. El hecho de no tener un objetivo fijado les afecta mentalmente, aunque no se den cuenta. Sin querer, el deportista cuando sabe dónde va a competir, su cabeza trabaja para ese campeonato y la planificación es más específica. Ahora no existe ese ‘timing’ mental, y aunque la motivación no puede estar al cien por cien, hay que mantenerla viva y a la espera.


Todos tenemos muchas ganas de volver, no solo los deportistas, sino también los que formamos parte de los equipos técnicos, sobre todo los que teníamos objetivos y trabajos a "medio hacer" con algunos. No sabemos cuándo será la primera prueba. En estos momentos lo recomendable es entrenar como cuando se era un "chaval", volver a los orígenes y acabar este ciclo extraño compitiendo como si un debut se tratara. Sólo así valoras lo que has hecho y no vas a ciegas al ciclo siguiente. Es algo que percibo en el sentir de muchos otros atletas, expectantes estos días por ver cómo se abre ante ellos un horizonte competitivo distinto al esperado hace meses, pero que esperan con ilusión. Porque medir sus fuerzas y calibrar su valía es su principal anhelo estos días. La mejor prueba para que la pandemia vaya quedando atrás y se mire al futuro con optimismo.


10 vistas

Psicólogo Madrid Barrio Salamanca Ventas

Psicólogo Oviedo

Psicólogo Pareja  Oviedo

Psicólogo Bloqueo   Madrid

Psicólogo Ruptura   Oviedo

Psicólogo Ruptura Madrid

  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Twitter
  • YouTube

​© 2019 por ALEA Educación

 

Psicólogo Deportivo Madrid Barrio Salamanca Ventas

Psicólogo Deportivo Oviedo Asturias

Psicólogo Pareja Madrid Barrio Salamanca Ventas
Psicólogo Pareja Oviedo