Adicciones

Alejandro Amigo,
Profesional de la Psicología 

Master en Psicología Deportiva

Master en Coaching e Inteligencia Emocional Infantil y Juvenil. 

Curso Especialista Universitario en Psicología Positiva.

Curso Especialista Universitario en Estrategias Comunicativas

ADICCIÓN AL ALCOHOL

Trastorno crónico que incluye problemas de control sobre la bebida, beber alcohol mas de la cuenta y, en general, estar preocupado por el consumo excesivo de alcohol.

Las personas alcohólicas desean dejarlo pero no pueden hacerlo sin la ayuda adecuada. O lo han intentado y vuelven a recaer. Sólo una terapia adecuada con un buen seguimiento logra que la adicción desaparezca.

Se considera que tienes un problema con el alcohol en los siguientes casos:

  • Te sientes culpable cuando bebes.

  • Mientes a otros acerca de tus hábitos de bebida.

  • Tienes amigos y familiares a los que les preocupa tu relación con el alcohol.

  • Necesitas beber para estar relajado o sentirte mejor.

  • Te olvidas de lo que hiciste cuando estabas consumiendo alcohol.

  • Bebes más de la cuenta a menudo.

Mitos sobre el alcoholismo

Si tienes alguna de las siguientes creencias, queremos ayudar a que las clarifiques o las elimines. Podrías estar negando tu relación negativa con el alcohol y evitando iniciar el camino hacia la no dependencia. 

  • Mito 1: Puedo parar de beber cuando yo quiera. Se trata de una de las excusas más utilizadas. Quizá puedas, quizás no pero la verdad es que no quieres parar. Diciéndote a ti mismo/a que puedes dejarlo, te hace sentir en control de la situación.

  • Mito 2: Es mi problema. Nadie tiene derecho a decirme que pare. Es verdad que es tu decisión seguir o no pero lo importante es darse cuenta de que tu adicción también está afectando a la gente más cercana.

  • Mito 3: No bebo cada día y sólo bebo cerveza y vino, por lo que no soy alcohólico. El alcoholismo no solo se define por la cantidad de alcohol que ingieres sino por los efectos que tiene en tu salud y en tu entorno.

  • Mito 4: No soy alcohólico porque sigo cumpliendo con mis responsabilidades, incluido el trabajo. No tienes porque estar en la miseria para ser alcohólico. Puedes seguir funcionando pero estar en peligro de destruir todo lo que has conseguido.

  • Mito 5: Beber no es una adicción real como lo es el abuso de drogas. El alcohol es una droga y es igual de dañina, pudiendo tener efectos devastadores en tu salud.

Consecuencias de la adicción al alcohol

Hay consecuencias, claro que las hay. Seguramente, ya estarás experimentando algunas de ellas.

  • Accidentes de tráfico. Ya conoces las altas estadísticas. Gran parte de los muertos en nuestros carreteras se deben al alcohol.

  • Problemas en casa. El refugio habitual es el alcohol. Se pretende olvidar.

  • Menor productividad laboral. Te levantas con resaca, dependes del alcohol, no rindes lo suficiente.

  • Problemas de salud: en hígado, problemas digestivos, ataques al corazón … Estudiados y diagnosticados. Cuando bebes, pones en riesgo tu salud.

  • Funcionamiento sexual. Problemas como la impotencia o la eyaculación precoz tienen su origen en el consumo excesivo de alcohol.

Tratamiento del alcoholismo :

Gracias a la psicología especializada en alcoholismo, podrás disfrutar de beneficios como:

  • Levantarte cada mañana y sentirte bien, descansado, relajado.

  • Mejores relaciones con tus amistades y familia. Estarás en plenas facultades como para centrarte en lo importante.

  • Desarrollo profesional adecuado. Rendirás mejor en tu trabajo.

Si necesitas tomar medicación, puedes complementar el tratamiento psicológico con nuestro servicio de psiquiatría. 

ADICCIÓN A LAS DROGAS

Las personas con drogodependencia tienen una necesidad incontrolable de usar y consumir drogas. Las utilizan para alterar sus estados de ánimo, para encontrar placer. De hecho, la adicción a las drogas es un trastorno crónico y recurrente caracterizado por el abuso de sustancias, independientemente del daño que estas causan.

Sin embargo, la drogodependencia no es un trastorno meramente psicológico, sino que provoca cambios a nivel cerebral, que son los que llevan a la persona a consumir sustancias de manera compulsiva. Estos cambios en los circuitos cerebrales son los principales responsables de las recaídas y del craving, un intenso deseo de consumir.

Síntomas de la adicción a las drogas

Las señales más habituales de las drogodependencias se pueden dividir en 3 tipos:

Señales físicas

  • Ojos rojizos

  • Cambios en apetito

  • Problemas de sueño

  • Cambios repentinos en peso

  • Cambios en apariencia física

Señales conductuales

  • Menor productividad

  • Falta de compromiso con las obligaciones

  • Actitudes sospechosas

  • Problemas en las relaciones personales o familiares

Señales psicológicas

  • Cambios de personalidad

  • Altibajos emocionales

  • Demasiada agitación o hiperactividad

  • Ausencia de motivación

  • Irritabilidad

Causas de la dependencia

¿Por qué una persona se convierte en adicta y no puede dejar de consumir drogas a pesar de que conoce sus efectos perjudiciales? Quizá te sientas identificado o identificada con algunas de estas causas:

  • Historia familiar:Cuando ya hay un historial previo de adicciones en la familia la persona puede tomar dos caminos opuestos: rechazar por completo las drogas ya que ha tomado conciencia de las consecuencias que han tenido en su familia, o seguir el mismo camino, ya sea porque lo ve como algo “normal”, porque imita, sigue el ejemplo de sus referentes o porque simplemente está siguiendo el guión que tiene escrito en su mente subconsciente.

  • Vida caótica:La falta de una vida ordenada, con rutinas y responsabilidades bien definidas, puede conllevar a la adopción de un estilo de vida en el que reina el descontrol, favoreciendo el uso y abuso de sustancias.

  • Experiencias traumáticas:Ciertos vivencias pueden ocasionar en la persona un trauma que le desestabiliza emocionalmente y que mas tarde le motivará a consumir drogas.

  • Trastornos mentales: Se sabe que las personas que sufren ciertos trastornos mentales, como el trastorno bipolar, la esquizofrenia y el trastorno antisocial de la personalidad, son mas proclives a usar drogas.

  • Falta de control o inmadurez emocional:En muchas ocasiones la persona llega a ser adicta a algún tipo de droga casi sin darse cuenta, ya que empieza consumiendo drogas de una forma lúdica sin calcular las consecuencias a largo plazo de este tipo de conductas.

  • Ansiedad:Las personas que sufren trastornos de ansiedad pueden intentar escapar de esas sensaciones desagradables con sustancias depresoras del sistema nervioso, como por ejemplo el cannabis.

  • Depresión:Las personas que sufren depresión a veces recurren desesperadamente a sustancias que alivien su malestar y le permitan escapar durante un tiempo de una realidad que le resulta difícil de aceptar y gestionar.

Consecuencias del abuso de sustancias

La estructura del cerebro cambia con el consumo de sustancias ya que estas interfieren en la forma en que las neuronas envían, reciben y procesan la información. Drogas como la heroína y la marihuana imitan a algunos neurotransmisores y pueden activar determinados grupos de neuronas. De esta forma, se conducen mensajes anómalos a través de la red. Otras drogas, como la cocaína y las anfetaminas, hacen que las neuronas liberen cantidades excesivas de neurotransmisores, lo que termina interrumpiendo los canales de comunicación.

Algunas drogas pueden liberar de 2 a 10 veces más dopamina que la que se libera cuando comemos algo que nos gusta o tenemos sexo.

A largo plazo, las drogas afectan fundamentalmente a la actividad de la corteza prefrontal, lo cual provoca que la persona pierda el control sobre su comportamiento, sea incapaz de tomar decisiones y necesite consumir cada vez más. Estas deficiencias a nivel cerebral también provocan problemas de atención, dificultades para concentrarse y pérdida de memoria.

Las consecuencias de las drogas también se aprecian en el plano físico ya que la persona puede sufrir ataques al corazón, problemas respiratorios, ictus, nauseas, vómitos y dolor abdominal. La drogodependencia también se ha asociado con un mayor riesgo de sufrir enfermedades como la hepatitis B y C, así como VIH y SIDA.

Por otra parte, la persona que consume drogas está más expuesta a los desequilibrios emocionales. No solo pueden aparecer alucinaciones, ataques de pánico y agresividad mientras se consume o en la etapa de desintoxicación, sino que también es más probable que sufra depresión. Una vez que la persona se ha acostumbrado a determinada droga, es incapaz de disfrutar de las cosas que antes le resultaban placenteras y su vida sin esa sustancia carece de sentido y resulta deprimente.

Tratamiento de la drogodependencia

Si no sabes cómo dejar las drogas, podemos ayudarte.

Como la adicción a las drogas es un problema de carácter crónico, ponemos en práctica técnicas cognitivo-conductuales que ayudan a prevenir las recaídas ya que te ayudarán a identificar los estímulos de riesgo que promueven el consumo y las conductas inadaptadas que alimentan el problema. A través de estas técnicas aprenderás estrategias de afrontamiento más eficaces, que te permitirán tener un mayor control de tu vida.

Y si necesitas tomar medicación, puedes complementar el tratamiento psicológico con nuestro servicio de psiquiatría. 

Nos podemos citar en cualquiera de mis sedes de Oviedo, Gijón y Madrid, o cómodamente desde tu casa mediante Videoconferencia. 

Número de Registro de
Centro Sanitario: C3/5812
Titular del Centro: Alejandro Amigo.
Nº Colegiado: O - 03056

Psicólogo Madrid Barrio Salamanca Ventas

Psicólogo Oviedo

Psicólogo Pareja  Oviedo

Psicólogo Bloqueo   Madrid

Psicólogo Ruptura   Oviedo

Psicólogo Ruptura Madrid

  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Twitter
  • YouTube

​© 2019 por ALEA Educación

 

Psicólogo Deportivo Madrid Barrio Salamanca Ventas

Psicólogo Deportivo Oviedo Asturias

Psicólogo Pareja Madrid Barrio Salamanca Ventas
Psicólogo Pareja Oviedo