• Alejandro Amigo

LA MENTALIDAD DE CRECIMIENTO EN EL DEPORTE


Premiar el esfuerzo es una estrategia habitual para fomentar una Mentalidad de Crecimiento, pero también es un error cuando se aplica mal:


Cuando un deportista se esfuerza mucho pero no progresa son frecuentes comentarios por parte de su entrenador como: “¡Buen trabajo!¡Has dado el máximo!”.

Este tipo de motivación es necesario desde el punto de vista del preparador físico y el entrenador pues su misión es fomentar en el deportista el sacrificio y el esfuerzo. Pero desde la perspectiva de la psicología deportiva no estamos fomentando una Mentalidad de Crecimiento.


Está bien que un deportista se esfuerce, pero no está bien que no progrese. El esfuerzo es una consecuencia no una causa de la Mentalidad de Crecimiento. El foco debe estar en el aprendizaje, no en el esfuerzo sin más. Después de reconocer el esfuerzo hay que dirigirlo hacia el aprendizaje (buscar soluciones a los problemas, plantear alternativas, probar nuevas estrategias, etc.).La mentalidad empieza a cambiar cuando el deportista percibe que para su equipo técnico lo más importante es que aprenda y evolucione, no sólo que se esfuerce o gane. Si el equipo técnico quiere desarrollar una Mentalidad de Crecimiento en sus deportistas, lo primero que tiene que hacer es revisar la suya propia, ya que un entrenador con una Mentalidad Fija no puede desarrollar una Mentalidad de Crecimiento en sus deportista. Primero debe cambiar él y no buscar justificaciones a la falta de rendimiento y aprendizaje como “Este jugador no tiene cualidades para este deporte”; “No tiene mentalidad para competir”. No debemos buscar sólo razones por las que los deportistas no progresen, sino encontrar la manera de que lo hagan.

El primer paso y más importante es la auto-crítica y la revisión de las creencias propias.


La realidad es movimiento y cambio. Una Mentalidad de Crecimiento tiene más ventajas porque se ajusta mejor a la realidad. Es más adaptativa.“Aunque la gente pueda ser diferente en muchas maneras – en sus talentos iniciales y aptitudes, intereses o temperamentos – cualquiera puede cambiar y crecer a través de la dedicación y la experiencia”.

¿Significa esto que no hay límites? ¿Significa que cualquier futbolista puede llegar a ser Messi o cualquier tenista puede llegar a ser Federer? Me temo que no; Significa que el límite de tu rendimiento es desconocido y que es imposible predecir hasta dónde puedes llegar mediante un entrenamiento continuo, intenso y deliberado.

6 vistas

Psicólogo Madrid Barrio Salamanca Ventas

Psicólogo Oviedo

Psicólogo Pareja  Oviedo

Psicólogo Bloqueo   Madrid

Psicólogo Ruptura   Oviedo

Psicólogo Ruptura Madrid

  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Twitter
  • YouTube

​© 2019 por ALEA Educación

 

Psicólogo Deportivo Madrid Barrio Salamanca Ventas

Psicólogo Deportivo Oviedo Asturias

Psicólogo Pareja Madrid Barrio Salamanca Ventas
Psicólogo Pareja Oviedo